Obsidian Kingdom
Nuevo Ciclo de Vida
 
En el mundo del baloncesto (permitirme esta similitud, queridos lectores), anualmente se suele conceder el premio de “Most Improved Player” (Jugador más mejorado). Desde nuestras oficinas podemos decir que entre la multitud de trabajos que llegan solemos seguir la evolución de algunas buenas bandas que abordan a nuestros atormentados oídos, y es por ello que Obsidian Kingdom podrían llevarse dicho título tranquilamente, al menos de lo recibido dentro de nuestra península. Han dado un paso adelante, enriquecido sus composiciones y ganado enteros en lo que a personalidad se refiere. Por ello y por la multitud de dudas que me asaltan con “3:11”, enviamos esta serie de preguntas a los chicos de Obsidian Kingdom para comprender la perplejidad de ellos.
Buenas chicos, ¿Cómo van las cosas por Catalunya? Así a modo de curiosidad y para romper el hielo, ¿Qué tres álbumes han estado sonando por tu reproductor? Por aquí una mezcla tan heterogénea que incluye el “Vilosophe” de Manes, “Altars of Madness” de Morbid Angel y “Svidd Neger” de Ulver. Ecléctica cuanto menos, como dirían los amigos de As Light Dies.
Por aquí han sonado últimamente muchos y variados grupos. Bebemos de diversas fuentes estos días y lo mismo nos da perdernos en la brutalidad de The Matador (quienes han sacado un fantástico EP titulado “Descent into the Maelstrom”, que recomendamos fervientemente) que abandonarnos a las alegres y explosivas tonadas dubstep de Skrillex. En general coincidimos en muchas cosas pero valoramos mucho que algo tan aparentemente alejado de nuestro estilo como puede ser el Road Salt One de Pain of Salvation pueda servir de nexo entre nosotros, siendo algo más cercano a Nick Cave que a Morbid Angel.
Vayamos a comenzar de pleno con lo que es actualidad hoy en día en Obsidian Kingdom. O sea, “3:11”. La finalidad y cometido de este EP con el tiempo parece haber cambiado, pero “3:11” tal y como reza su hoja informativa, es (¿Más bien “era”?) un pequeño extracto y adelanto promocional de lo que iba a suponer vuestro primer elepé titulado “FERA”. ¿Qué ha pasado con todo esto?
Los cambios de formación son de naturaleza imprevisible, puesto que conforme van y vienen las personas también van y vienen sus ideas, su bagaje musical y su personalidad al componer e interpretar. Eso influye también en los objetivos del grupo, claro, y 3:11 ha pasado de ser el heraldo de Fera a ser un puente entre nuestro material anterior y el disco que nos encontramos componiendo en estos mismos momentos.
OBSIDIAN KINGDOM
¿Será entonces finalmente registrado en estudio “FERA”? ¿Había temas compuestos para él? ¿Serán desechados?
Efectivamente, había material suficiente para Fera y en su momento mucha gente lo pudo empezar a conocer con nuestros últimos conciertos, pero el cambio de piel ha traído un cambio de mentalidad que se ha manifestado con fuerza en la música que hacemos. Por lo tanto, creemos que el material de Fera ya no tiene relevancia y, como hemos comentado, estamos componiendo un nuevo disco que contendrá material completamente nuevo.
Estos tres temas los habéis registrado con David Fernández, guitarrista de Baalphegor quien tiene experiencia grabando por lo que tengo entendido con su propia banda. ¿Ha trabajado con alguna formación catalana más? ¿Qué tal fueron las sesiones de grabación? Tengo entendido que llevasteis la lección bien aprendida grabando previamente una pre-producción, lo cual facilita un montón las cosas en estudio.
Trabajar con David fue un placer. Respecto del resto de bandas con las que ha trabajado poco te podemos decir, ya que nosotros acudimos a él merced a la recomendación de nuestros contactos y huelga decir que estuvo a la altura de nuestras expectativas.

Las sesiones, como bien apuntas, se plantearon con la máxima eficiencia. No es ningún secreto que las horas en estudio se pagan caras y sentimos un gran apego hacia nuestros billetes, así que decidimos hacer bien los deberes y rentabilizar la inversión tanto como pudiéramos. David es un gran técnico y creemos que supo captar lo que queríamos explicar. Gracias a su iniciativa, aparecieron algunas buenas ideas de forma espontánea durante la grabación. Y si prestáis mucha atención, podréis oírle como músico invitado en algún punto de “Maze”.

¿A todo esto, dicha “pre-producción” fue concebida por vosotros mismos con medios caseros? ¿Qué tal fue la mezcla y masterización con mi paisano Tristán Iñiguez (Darkness By Oath)? ¿Teníais referencias de él? Tengo entendido que está recolectando buenos cacharros para grabar, hehe.
Sí. Nuestra obsesión por el control, rayana en lo patológico, nos lleva a guardar un registro de todo lo que producimos, en sus diferentes estados de desarrollo. Desde archivos midi a grabaciones con mini-disc, siempre tratamos de aproximarnos desde un primer momento a cómo va a sonar el producto final. El último estadio de dicho proceso es realizar un simulacro de grabación con los medios a nuestro alcance, pero ya teniendo en cuenta la presencia y disposición de cada pista, el tiempo de ejecución, los efectos, los arreglos, las harmonías vocales y todo aquello que normalmente se puede pasar por alto en un ensayo convencional. Estamos contentos con este protocolo, así que no tenemos intención de cambiarlo si no es para mejorarlo.

Con Tristán nos tiramos un poco a la piscina, vulgarmente hablando, ya que aunque teníamos alguna referencia, básicamente decidimos apostar por él. A pesar de que toda nuestra comunicación se realizó via email, estamos más que satisfechos con el resultado. Espero que él también, sobre todo teniendo en cuenta que en algunos aspectos podemos llegar a ser algo… puntillosos. También hemos oído que su equipo ha mejorado, así que a buen seguro lo tendremos en cuenta de cara al futuro.

Y para seguir con Euskal Herria, habéis conseguido nada más y nada menos trabajar con Ritxi Ostáriz (Ulver, Ihsahn, Emperor). Lo cual me parece bastante arriesgado por el hecho de que “3:11” es puramente un material promocional que apenas hemos podido disfrutar los medios, sellos y derivados de manera física y tácita. ¿Está pensada la continuidad con él de cara a una futura grabación/edición? ¡Su estilo sencillista, minimalista y vanguardista me chifla! La presentación es excelente y original.
Ritxi tiene fantásticas ideas y creemos que su trabajo en líneas minimalistas fue una decisión perfecta a la hora de dar forma física a la música contenida en 3:11; los tres temas que presentamos bajo ese nombre tenían unas características casi monolíticas que él supo ilustrar muy bien. Queríamos algo especial y exclusivo para la limitadísima tirada de copias físicas y creo que lo conseguimos. Trabajar con él fue una gran experiencia y por supuesto que no descartamos colaborar con él en el futuro, es un artista al que tenemos mucho aprecio y el mayor de los respetos.
¿Qué esconde un título tan enigmático como “3:11”? ¿Pueden ser los 3 temas que introducís en este plástico promocional de los 11 tentativos temas de lo que iba a ser “FERA”?
De 3:11 puede que lo menos enigmático sea el título y cualquiera que haya visto su edición física posiblemente se habrá preguntado el significado de muchos otros enigmas implícitos en el diseño. Preferimos dejar libre la interpretación de todos estos detalles, que es otra forma de decir que no tenemos intención de dar más pistas que las que ya hemos dado. En todo caso, nos parece una manera genuina de involucrar al espectador en nuestro trabajo.
Esta promo indica que estáis buscando sello para lanzar vuestra próxima edición. ¿Ha habido algún tipo de contacto o acercamiento con alguno? Estoy seguro que de haberlo, no creo que vayas a adelantarnos nada, haha. ¿Qué buscáis en concreto?
Como muchos otros grupos os habrán dicho, el hecho de firmar un contrato discográfico puede resultar doloroso en muchos aspectos. Sigue habiendo una gran desigualdad de poder entre sello y grupo que condiciona la posición del primero de manera, digamos, dominante sobre el trabajo del segundo. Idealmente buscamos un sello que publicite y distribuya nuestro trabajo de modo que podamos crecer como grupo libremente sin necesidad de comprometer nuestras ideas y ritmo de composición. Creemos que esto es posible y, aunque ha habido contactos con algún sello en este sentido, por ahora no hemos tomado ninguna decisión y seguimos intentando encontrar alguien a quien considerar un aliado más que alguien con quien sentirse obligado por una firma.
Habéis recolectado bastante feedback de “3:11”. ¿Qué destacarías de ello?
En ocasiones la reacción de la prensa es sorprendente. 3:11 es un trabajo del que estamos muy orgullosos pero por mucho que te guste tu material, es complicado verlo desde la perspectiva de un tercero. Recibir feedback positivo de medios como Legacy (donde han tenido a bien puntuar el EP con un 12/14) o aparecer en el CD recopilatorio de Zero Tolerance en tercera posición, a continuación de nuestros apreciados Ulver, es algo más que agradecido.
Sé que un espectro musical tan amplio como el vuestro puede tener mil connotaciones, etiquetas y adoptar mil estilos por parte de los oyentes y prensa. Obsidian Kingdom podrían encajar en el/lo: Avantgarde (léase vanguardista), Post Black metal, Progresivo, etc etc o simplemente en “Metal Extremo”. ¿Dónde van quedando vuestras raíces del BM? ¿Os vais sintiendo más cercanos a estilos más contemporáneo, moderno y actuales? Doy por hecho que la actual propuesta de Obsidian Kingdom viene dada de la multitud de estilos que seguís dentro de la banda. ¿Es así?

Ciertamente las influencias que aporta cada miembro dan un carácter muy variado a nuestra música, aunque al final es preciso canalizarlo todo para crear una obra coherente. Por mucho que se diga de un disco que “no se puede catalogar”, como muchas veces pasa, siempre cabe enmarcarlo en alguna etiqueta que, mejor que peor, pueda abarcar de forma generalista su contenido.

En nuestro caso optamos por definirnos como Post-Black Metal debido a que compartimos la fascinación por la estética musical (que no visual) del género pero la pasamos por el tamiz de nuestras influencias propias, que están muy marcadas por la música de este nuevo milenio y que tiende a catalogarse como post. De todas formas las etiquetas pueden servir para colocar un disco en una estantería u otra, pero somos de la opinión de que si hasta ahora no ha sido muy sencillo ubicarnos en una concreta, en el futuro será más complicado aún.

El cambio tan drástico de “Matter” a “3:11” es evidente y notorio. ¿Fruto de los múltiples cambios en la banda? ¿Quién queda de dicha etapa? ¿Quiénes son los nuevos músicos en Obsidian Kingdom? No he llegado a encontrar gran información relevante a este tema.
Ya sabes que nos sentimos muy cómodos en lo que se refiere a la desinformación…

La mayor parte de los cambios en el seno de la banda se han dado después de grabar 3:11, así que ése difícilmente puede ser considerado el agente de la mutación. En la actualidad, sólo quedan en activo dos miembros de la formación que grabó el EP: Rider G Omega y Prozoid Zeta JSI. Desde entonces se nos han unido Ojete Mordaza II, Zer0 Æmeour Íggdrasil y Fleast Race O’Uden, que completan la formación aportando muchas ideas nuevas y la inclusión de teclados, un elemento que posiblemente vaya a protagonizar cambios tan drásticos como el paso de Matter a 3:11.

OBSIDIAN KINGDOM
Hablemos de “Matter”. Aprovechando esta entrevista, me gustaría que hicierais una contra-reseña de mi escrito publicado hará hace 3 años acerca de él. Tengo entendido que con la producción no quedasteis nada satisfechos y aunque suene un poco “cabrón”, no es para menos, brotan unas ideas interesantísimas, pero el sonido no acompaña.
No podemos sino decir que estuvimos de acuerdo contigo en el mismo momento en que la leímos. Tu opinión coincide con la mayor parte de la crítica que recibimos por entonces, que podría resumirse a grandes rasgos en: buenas intenciones con producción pobre. Seguimos pensando lo mismo de “Matter” ahora mismo y probablemente pasará a nuestra historia personal como un torpe rito de iniciación que, aunque poco destacable como producto, contribuyó enormemente a nuestro aprendizaje como músicos.

En cuanto a tu papel como crítico, creemos que alguien que empieza una reseña diciendo que “Hay ciertas reseñas que me saben mal, (…)” difícilmente puede ser considerado un cabrón. (NDR. ¡Es usted un noble y loable caballero!).

De todas maneras, “Matter” os abrió un sinfín de caminos, con un trabajo conceptual. ¿Podrías explicarlo? Mis temas favoritos de él son sin duda “Air” y “Soul”.
Bueno, al margen de familiarizarnos con los procesos de composición, producción, edición y promoción de un disco – conocimientos de los que ahora podemos valernos hábilmente –, puso nuestro nombre en el candelero. Y no sólo porque obtuvo reseñas destacables en los principales medios de prensa especializada, sino también porque anticipa, si bien de forma algo rudimentaria, algunas de las intenciones de la banda, dándonos a conocer como colectivo.

Cabe añadir que también sentimos una especial predilección por tus dos temas favoritos del MCD, así que quizá no fuera una buena idea situarlos al final del mismo. El problema de los trabajos conceptuales es que rigor conceptual y función no necesariamente se llevan demasiado bien.

A nivel de directos en vuestra etapa de “Matter” estuvisteis muy activos, abriendo para los brasileños NervoChaos por el estado o festivales locales como el Move Your Fucking Brain o el Metal Circus Fest. ¿Qué tal se desenvolvieron dichas actuaciones? ¿Qué recuerdos tenéis de dichos shows? ¿Hay “mono” de volver al escenario y comenzar otra nueva andadura a nivel de directos? ¿Qué hay planeado a día de hoy?
Sí, fuimos muy prolijos en actuaciones en aquella época – alguno apostillará que ad nauseam – y la verdad es que lo echamos en falta. Hubo de todo, desde veladas memorables hasta auténticos despropósitos y en todas las ocasiones lo pasamos en grande. Quizá aquellos que estuvimos ahí sintamos especial nostalgia por la gira ibérica, que fue en verdad entrañable y como toda buena gira, estuvo plagada de anécdotas. Os contaríamos alguna, pero no querríamos asustar a vuestros lectores.

El síndrome de abstinencia ha resultado muy doloroso pero recaeremos felizmente este otoño. Por el momento tenemos el placer de invitaros a vernos en la próxima edición de Martohell 2011 o bien abriendo para Moonspell en Barcelona en Diciembre.

OBSIDIAN KINGDOM OBSIDIAN KINGDOM OBSIDIAN KINGDOM
Tengo una curiosidad especial por saber. ¿Habéis llevado/lleváis los temas de “3:11” al directo? ¿Qué tal funcionan? Lo pregunto porque son temas tan ricos en matices, variaciones y arreglos que tengo cierta curiosidad por saber que tal se adaptan y si lográis la atmósfera idónea para ello.
Antes de la catastrófica desbandada dimos tres directos cuyos repertorios incluían los temas de 3:11. Resulta difícil juzgar su resultado, ya que aquellos conciertos tenían un contexto de inestabilidad en la formación, lo cual resulta poco habitual en nosotros y funciona en contra de un buen espectáculo. Amén de que tampoco sabremos cómo funcionarán con la nueva formación. Creo que puedes adivinar cuál creemos que es la mejor manera de satisfacer esa curiosidad tuya…(NDR. ¡Invitación a Catalunya al canto!).
Veo que Stigia Promotions (¡Un saludo Jordi!) os conduce bajo el espinoso y farragoso mundo del “management”, la promoción y contratación. ¿Qué tipo de trabajo específico realiza él para vosotros?
Stigia nos apoyan a nivel promocional y a nivel de directo. Indudablemente acercarse a un medio/sello se hace con mayor confianza con el soporte de una entidad como Stigia y con su faceta de promotores de conciertos también tenemos la posibilidad de acceder a un circuito de conciertos al que no siempre es fácil entrar sin este tipo de ayuda. Nos sentimos muy afortunados de trabajar con Stigia dado que, además, tenemos una gran relación personal con ambos Jordis.
Y para ir finalizando. ¿Qué tipo de caminos estáis explorando en vuestros nuevos temas? ¿Se podría decir que os asentaréis dentro de la experimentación actual que promulgáis?
Tanto los miembros veteranos como las nuevas incorporaciones estamos tratando de acomodar nuestras inquietudes musicales en el resultado de nuestras composiciones. No es una tarea fácil y es de esperar que el trabajo que estamos componiendo en estos momentos suponga un testimonio de esta búsqueda, en la que intentamos experimentar tanto a nivel de estilos como a nivel de explorar las posibilidades que nos dan nuestros respectivos instrumentos. Pronto podréis decidir por vosotros mismos…
Bueno, Edgar y Jaime (si es que me dejáis tutearos, claro está, hehe). Esto ha sido por nuestra parte, un placer y gracias por esas tan buenas palabras e imagen que siempre has tenido acerca de nuestro trabajo Pitchline.
Gracias a vosotros por vuestro interés, siempre es un placer responder a preguntas tan completas e interesantes. Un saludo y esperamos ofreceros noticias muy pronto.
 
. Redactor ... Fekalot, The King of the Underworld .
. Fecha de publicación ... 20-08-2011 .